Un nuevo impuesto mínimo. (Parte I)

   

Escrito por: Sanders | 2 de diciembre de 2007

El 1 de octubre de 2007 se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el “Decreto por el que se expide la Ley del Impuesto Empresarial a Tasa Única”, a través del cual se incorporó al sistema fiscal mexicano este nuevo y polémico impuesto que entrará en vigor a partir de enero de 2008.

Según fue expuesto en la exposición de motivos que le dio origen al impuesto empresarial a tasa única (IETU), este nuevo gravamen nace con la finalidad de cumplir con los objetivos siguientes:

1. Eliminar regímenes preferenciales o especiales.

2. Ampliar la base tributaria al eliminar el efecto de regímenes preferenciales o especiales, homologando al universo de los contribuyentes.

3. Desalentar planeaciones fiscales que buscan eludir el pago del impuesto sobre la renta (ISR).

Este nuevo impuesto será aplicable a las personas físicas y morales residentes en México o residentes en el extranjero con establecimiento permanente en el país que enajenen bienes, presten servicios independientes u otorguen el uso o goce temporal de bienes.

El IETU se determinará sobre una base de flujos netos que se integrará, en términos generales, por los ingresos efectivamente cobrados en la realización de las actividades antes mencionadas, disminuidos por las erogaciones efectivamente pagadas para realizar las referidas actividades.

Una vez determinada la base de flujos netos a esta se le aplicará la tasa del 17.5% (16.5% en 2008 y 17% para 2009).

Si bien, el procedimiento para determinar el IETU es relativamente sencillo, existen una serie de distorsiones que surgen como consecuencia de la transición del sistema tributario vigente hasta el ejercicio de 2007 y la incorporación de este nuevo impuesto.

Lo anterior, no obstante que en las disposiciones transitorias de la Ley del Impuesto Empresarial a Tasa Única y en el “Decreto por el que se otorgan diversos beneficios fiscales en materia de los impuestos sobre la renta y empresarial a tasa única” publicado en el DOF el 5 de noviembre de 2007, se prevén algunas medidas para mitigar algunos efectos que se presentan por la transición.

En boletines posteriores analizaremos los casos especiales que se presentan en la transición del impuesto, ejemplos numéricos tanto del cálculo del impuesto del ejercicio como de los pagos provisionales y acreditamientos aplicables.

IETU
Fuente: www.dof.gob.mx
Documentación
 
 
 
 

Es importante mencionar que este boletín es informativo y gratuito. No corresponde a algún tipo de consultoría o asesoría en materia fiscal. Algún tercero o autoridades pudieran tener opiniones, comentarios o interpretaciones distintas. Recomendamos que se analicen las disposiciones o documentos comentados en el mismo y, en su caso, se busque la orientación necesaria ya sea con sus asesores fiscales o directamente con las autoridades fiscales correspondientes. No nos responsabilizamos por errores u omisiones que pudiera contener el boletín, ni nos comprometemos a la actualización o corrección inmediata de la información contenida en el mismo. Este boletín se elaboró considerando las disposiciones o documentos vigentes a la fecha del mismo, los cuales pueden ser modificados o eliminados en el futuro.